Mi primer encargo. ¡Que no cunda el pánico!


Te dispones a buscar trabajo, estás decidido, quieres empezar a trabajar. Te preparas un currículo bien presentado y empiezas a mandarlo a empresas, agencias de traducción, a clientes que buscan traductores para algún proyecto; hablas con colegas de profesión y con muchas otras personas que te pueden dar opciones que ni siquiera se te habían ocurrido. De muchas de esas empresas u ofertas no tendrás noticia alguna, otros quizás te pidan tus tarifas y tus datos para incluirlos en sus base de datos o puede incluso que te envíen alguna prueba de traducción y es posible que, a pesar de todo, no llegue a cuajar ninguna de esas oportunidades. Te sentirás frustrado en muchas ocasiones, pensarás que nadie te va a dar una oportunidad sin tener experiencia y te preguntarás cómo vas a adquirirla si nadie te da una oportunidad. Pero más tarde para unos o más temprano para otros, llega el día en el que te dan tu primer encargo.

¡Felicidades!

Eso es justo lo que me pasó a mí. En mi caso, esa oportunidad llegó a través de una conocida. Esta persona tenía una amiga que, además de desempeñar su trabajo, hacía traducciones para su empresa por su nivel de inglés. En ese momento estaba saturada de trabajo y necesitaba encontrar a alguien que le hiciera esa traducción, y su amiga le comentó que me acababa de licenciar y estaba buscando trabajo. Fue como un rayo de sol en medio de una tormenta, y aunque era consciente de que no significaba que a partir de entonces tendría trabajo constante, era un comienzo. Parecerá una tontería pero me hizo mucha ilusión poder añadir ese primer trabajo en mi currículo, seguro que todos  sentisteis lo mismo o lo sentiréis.

Sin embargo, no todo puede ser perfecto. Seguramente al principio os dé igual qué tipo de texto o trabajo será el primero, la cuestión es trabajar. Y claro, la Ley de Murphy siempre está rondando para actuar cuando menos lo esperas o lo deseas para que si puede haber algún contra lo haya. En mi caso, el texto resultó ser un libreto informativo sobre centros de exposición de animales exóticos, con su correspondiente vocabulario especializado, y de traducción inversa. Después de la alegría de haber conseguido el primer trabajo surgen las dudas y los miedos: “¿Cuánto debo cobrarle?”, “¿lo haré bien?”, “¿qué pasa si no consigo resolver algún problema?”, “¿me volverá a llamar?”. Calma. Es normal tener todas estas dudas, hasta ahora los únicos encargos que hemos realizado son los que se inventaban nuestros profesores en la universidad, pero este es tu primer cliente real, y de todo se aprende.  Si le echáis un vistazo a mi currículo no es muy extenso, pero lo poco que he podido hacer hasta ahora me ha dado la oportunidad de aprender un poco cómo manejarme con los clientes o personas que me contratan y cómo enfrentarme a todas esas dudas que surgieron al principio y si puede servir de precedente para vosotros me gustaría compartirlo.

Una de las cosas que me parecen importantes es la sinceridad. Todos sabemos que maquillar un currículo no trae nada bueno y menos en nuestro caso. No tener experiencia puede ser un factor que ralentice el proceso de conseguir trabajo pero no lo hace imposible. La persona que os de la primera oportunidad lo hará siendo consciente de vuestra falta de experiencia, de vuestros conocimientos y de que aún así puede conseguir un buen resultado de vosotros. Por lo que he podido comprobar es bueno mantener un trato fácil pero de respeto, eso hace que trabajar con la persona que te contrate sea mucho más sencillo y agradable, y que la comunicación sea fluida. Esto último es muy importante, sobre todo a la hora de comentar algún problema o duda con el cliente o traductor que te contrate; no hay que tener miedo de no saber resolver la traducción de una palabra, no somos máquinas y a veces es difícil encontrar la respuesta con los recursos de los que disponemos. Por ejemplo, hace unos meses me contrató un traductor para que le hiciera una traducción de una carta entre dos empresas y trataba de temas de maquinaria y soldaduras. Pude resolver la traducción menos un término que se me resistió, no soy experta en soldaduras obviamente, y ese término no aparecía en ninguna fuente que consulté o búsquedas que realicé. Se lo comenté y me dijo que no pasaba nada, lo buscó él y afortunadamente lo encontró, y me dijo que había servido como toma de contacto para los dos con este cliente y que a partir de ahora ya tendríamos el vocabulario por la mano. En todos los trabajos que he realizado hasta ahora, aquellos que me han contratado, han sido muy amables conmigo y siempre me han dado la facilidad de hablar con ellos si tenía alguna duda o problema, y cuando la he tenido me han ayudado.

Independientemente de todo esto, nosotros tenemos que tener muy claro que tenemos que ser profesionales. Cuando te ofrezcan un trabajo y le des una primera ojeada, sé sincero con el cliente y sobre todo contigo mismo. Si crees que es muy complicada no la aceptes, es preferible a hacerlo y entregar un trabajo mal hecho, tu trabajo hablará por ti y no te interesa crearte una mala reputación. Aunque ese cliente no te vuelva a contratar en mucho tiempo o nunca más, dejas una puerta abierta si quedan contentos con el resultado y seguramente le pasen tus datos a otra persona, o simplemente hablarán bien de ti y eso es importante. Pero si creéis que podéis hacerlo, aunque sea complicado, no os dejéis llevar por la inseguridad, sed valientes y afrontadlo con seguridad, profesionalidad y ofreciendo lo mejor de vosotros.

Por último, la puntualidad es primordial. Seguramente os lo habrán repetido tantas veces como a mí en la universidad, pero es cierto. Lo más probable es que no vuelvas a saber de ese cliente si no eres puntual independientemente de si has hecho un buen trabajo o no.  Y en cuanto a las tarifas, como ya dije en la entrada anterior, es vuestra decisión, pero recomiendo que os informéis antes de ofrecer o aceptar tarifas.

A partir de aquí nos toca seguir esforzándonos, buscando nuevas oportunidades y aprendiendo.

Advertisements

9 thoughts on “Mi primer encargo. ¡Que no cunda el pánico!

  1. Muy bien dicho, Verónica. En los primeros encargos siempre estamos nerviosos y no hay que tratar de ser perfeccionistas por nuestros propios medios, sino que los clientes o colaboradores siempre valoran que seas sincero y digas qué cosas no tienes claras. Ten en cuenta que cuando te contratan lo hacen siempre por la confianza que les das, y eso es algo que jamás debes traicionar.

  2. ¡Gracias, Pablo!

    Al principio puedes pensar que cuando te contratan te dan el texto y se desentienden del problema, que esperan que tu lo resuelvas puesto que es tu trabajo, y no es así. Siempre habrá algún hueso, como en todos los trabajos, pero hasta ahora no me ha ocurrido y la verdad que se agradece. Un buen entendimiento es clave y es por el interés tanto del cliente como del traductor, ambos quieren obtener un buen resultado y así es como se consigue.

    Creo que en otra ocasión hablaré de las precauciones que un traductor puede o debe tomar cuando le contactan, no es que sea yo James Bond pero es algo un poco que me sale por naturaleza, jaja. Os estoy observando… ;-p

    • Yo de hecho cuando he realizado preguntas a un cliente (que a veces era traductor) siempre me ha agradecido las cuestiones y me ha dicho que las agradecía mucho, pues era señal de que me preocupo de la calidad final del producto. 🙂 Al principio a uno le da miedo preguntar y fíjate, es lo que hay que hacer para que las cosas salgan bien.

      Ya nos contarás, señora Bond 🙂

  3. Hola Verónica:

    Es primera vez que leo tu blog y me ha encantado este artículo. En mi caso, hace poco participé en un proyecto de traducción (eramos 5 traductores) y yo tuve dudas con algunos términos. Al principio tenía miedo de preguntarle a la encargada del proyecto, pero finalmente lo hice y todo resultó bien. Ya con más confianza, le hice otras observaciones ya respecto al formato del texto y a unas imágenes. Gracias a que hice un buen trabajo, ella puso el mío a modo de ejemplo para los demás traductores, lo cual me alentó bastante, pues aunque no tengo mucha experiencia ni cuento con softwares especializados, me esfuerzo por hacer un buen trabajo. Lo mejor de esto, es que así me he ganado poco a poco la confianza de ella, y ya me ha enviado algunos trabajos cortos, sin embargo, tengo la esperanza de que a futuro me incluya en alguno de sus grandes proyectos.

    Muchas gracias por tus consejos, y por compartir tus experiencias, pues todo esto aporta bastante a nosotros los traductores inexpertos.

    Saludos,
    Roxana.

    • Hola, Roxana:

      Muchas gracias por tu comentario. Realmente es como lo cuentas, y después de atreverte la primera vez coges confianza en ti misma y en el trato con el cliente o con el encargado/a o los otros traductores. Además, eso te aporta un aprendizaje en mi opinión, es muy bueno hablar sobre dudas o consultas que tengas con el jefe de equipo o el cliente mismo.

      Gracias a ti por leerme, espero seguir viéndote por aquí.

      Un saludo.

  4. Hola nuevamente Verónica:

    Pasaba por tu blog, y aprovecho de felicitar a todos los traductores del mundo, pues hoy es el Día Internacional del Traductor. Estuve leyendo por ahí en internet que nuestro patrono es San Jerónimo. No tenía idea, asi que de ahora en adelante lo tendré muy presente, espero ustedes también.

    Felicidades a ti Verónica y a todos los traductores que hacemos una ardua labor, que muchas veces no es reconocida.

    Saludos,
    Roxana.
    Traductora inglés>español

    • Hola, Roxana:

      Much�simas gracias, feliz d�a del traductor a ti tambi�n. Me hab�an contado al inicio de la carrera que era Santa Tecla jaja pero luego result� ser San Jer�nimo, �l fue el primero que tradujo la Biblia a otro idioma as� que supongo que fue por eso.

      Un saludo! Ver�nica Garc�a

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s