Ready, Steady, Go!


No he actualizado durante las últimas tres semanas, me voy a autocastigar, pero es que he estado muy liada con las obras en casa (he tenido que pintar yo) y con el trabajo. Sí, habéis oído bien, ¡trabajo!

Sé que muchos de vosotros habéis estado escuchando mis lamentaciones, mis frustraciones, mis quejas, mis desesperanzas, pero nunca me habéis visto tirar la toalla aún. En las últimas semanas he sentido por primera vez que esto empezaba a funcionar. No significa que ya está todo hecho y de ahora en adelante no van a parar de llover ofertas, pero al menos todo el esfuerzo y la espera empiezan a dar sus frutos.

Cuando ya había empezado a dudar de la utilidad de LinkedIn, me llegó una oferta a través de esta red social de uno de mis contactos. Creo que nunca hubiera pensado que un correo sobre trabajo me haría tanta ilusión; mi primer cliente directo (oooooooohhh). Para mí este ha sido un pequeño punto de inflexión, el momento en el que he decidido desplegar mis alas de traductora y actuar como una autónoma, con la humildad de una aprendiz. Pero a todos nos llega el momento en el que nos toca dar el paso de empezar a poder vivir de nuestro trabajo.  Aún estoy a la espera para este proyecto, pero no importa.

Desde ese momento parece que se desencadenó algo, no sé el que, se alinearon los planetas o algo (yo creo que si cae un rayo me da seguro) y me llegaron pequeñas traducciones de mi contacto de siempre. Después de haber entregado las traducciones me llamaron unos amigos de mis padres, que tienen una empresa de importación y exportación, porque necesitaban urgentemente traducir un contrato de 45 páginas al español. Ha sido una experiencia, la verdad. Es el proyecto más largo que he hecho sola profesionalmente y contrarreloj. Lo bueno, es que la traducción no era para uso oficial del contrato, sino para entender bien el contenido y poder firmar. Me pude ahorrar las páginas de definiciones, que eran unas cuantas. A pesar del estrés, he aprendido más sobre contratos (que me harté de traducirlos en la universidad) y sobre lo que supone la actividad de un traductor autónomo.

Además, esta semana me harán una entrevista para substituir al socio de un amigo en la recepción del gimnasio-spa de un hotel de la zona. No tiene nada que ver con la traducción y es un trabajo de 3-4 semanas, ¡pero es algo! Y quién sabe, al trabajar en un hotel se pueden hacer contactos o pueden surgir oportunidades. Así se me recupera la cuenta para las navidades que, chicos, están a la vuelta de la esquina.

Como he dicho antes, es la primera vez que me siento traductora (autónoma) de verdad, el ajetreo, las negociaciones, los clientes, presupuestos, plazos…Estas semanas han sido todo un aprendizaje y una experiencia más en este camino hacia el éxito profesional. ¡Allá voy!

Advertisements

16 thoughts on “Ready, Steady, Go!

  1. *Aplausos*
    Y sí, cuanto más trabajo tienes, más te llega. Y, en el momento de acabarlo todo, te pasarás semanas muerta de asco sin que llegue nada… hasta que el Sr. Murphy vuelva a atacar 😄
    Pero por algo se empieza!

    • Gracias, gracias jaja. Sí es verdad, el sábado me llegó otra traducción de unas 1.200 palabras que tuve que rechazar porque iba loca con el contrato. Es muy posible que no me llegue nada en semanas, pero al menos si me dan este trabajito en el hotel, eso que me llevo de mientras. Pero lo importante ha sido el hecho de que me contactaran y tener que dar presupuesto, y hacer un proyecto largo. Es como el inicio de todo, hasta ahora ha sido una prueba en cierto modo. No sé si me explico jaja.

  2. Hola Verónica:

    Me alegro un montón de que por fin te vaya todo bien, aunque sea poquito a poco. 🙂 Hay que ser soñador en esta vida, aprender de los palos, superarlos, seguir intentándolo, y al final todo llega 🙂

    • Gracias, Pablo. Pues sí, lo importante es que poco a poco la cosa se encamine y con el tiempo adquiera solidez y se estabilice, lo malo es cuando no arrancas, y a mí me da la sensación de que acabo de arrancar :-D.

  3. Oleeeeee!

    Esta profesión es así. Tan pronto no tienes trabajo como al día siguiente tienes que rechazar cosas porque no tienes tiempo para más 🙂

  4. ¡Genial! ¡Enhorabuena! Ahora lo importante es ir adquiriendo experiencia y verás como muy pronto mejoran las condiciones de trabajo en cuanto a plazos, tarifas y demás 🙂
    ¡A por más traducciones!

  5. Me uno a las felicitaciones, Verónica (ovación y vítores) 😀

    A ver si tienes suertecilla y te van llegando más encargos (cosa que deseo para mí también :-P). Lo importante es que vayan llegando proyectos, aunque sea poco a poco, ir adquiriendo experiencia y aprendiendo. Pasito a pasito hacemos el caminito, que se dice. Y, sobre todo, con mucho ánimo y sin venirse abajo, que estoy convencido de que si vales, te lo curras y tienes un pelín de suerte, todo llega 🙂

  6. Vaya, ¡¡enhorabuena!! Pasito a pasito, que tenemos tiempo para hincharnos a traducir. Yo aún estoy esperando esa alineación de planetas que comentas pero no me importa; estoy con el proyecto de postgrado y también tengo que dedicarle tiempo. Me pasa lo que a ti: no me desespero, ya llegará la oportunidad si sabes dónde buscarla (o tienes quien te la proporcione xD).

    ¡Y sí, me adelanté! 😉 (escribí el post ayer por la noche porque me faltan horas al día y si no, a ver cuándo porras lo hacía :p).

    • Gracias! Ahora estoy pendiente de si me dan un trabajo en un spa que es ms estable y puedo compatibilizar la traduccin con eso y seguir adquiriendo experiencia y clientes.

      Pues si no te importa voy a seguir adelante con mi post porque sino me quedo sin escribir otro tanto jaja.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s