La importancia del networking y la actitud frente al trabajo


Queridos lectores y colegas, he vuelto. Muchos sabéis que estuve ausente por estar ocupada trabajando en un hotel durante poco más de un mes, pero a esto habría que sumarle una necesidad imperiosa de retirarme de internet durante una temporada y reflexionar sobre aspectos personales de mi vida y de mi persona. A veces es necesario, chicos. Además, necesitaba nuevas experiencias para tener algo que contaros.

Durante los últimos meses he vivido algunas experiencias que me han hecho aprender más cosas sobre nuestra profesión y también, si no descubrir nuevas facetas mías, al menos redescubrirlas. Digo esto porque, para todos aquellos que sienten que les falta información, está muy bien leer blogs, artículos o aprender de aquellos que van un paso por delante, pero no hay nada como aprender uno mismo cómo funciona este mundo a medida que te adentras en él y sobre todo, qué funciona mejor para ti.

En enero me fui de viaje a Hanover, a visitar a una amiga, y por casualidades de la vida, encontré trabajo en una fiesta de cumpleaños. Parece mentira, pero es cierto. Realmente uno no sabe cuándo va a encontrar una oportunidad ni dónde, y por eso siempre tenemos que estar preparados para cuando nos sorprende. La situación era informal, cosa que creo que ayuda a la hora de establecer una relación laboral, el trato se hace mucho más distendido y fácil, pero no deja de ser trabajo y cuando surge hay que adoptar una actitud profesional. En ese momento no vas a entrar en detalles ni a discutir el trabajo en si, pero habrá un intercambio de datos para hacerlo más adelante y en un entorno más adecuado. Si es nacional o local se podrá establecer un encuentro, pero en el caso de que sea internacional, viene muy bien no sólo usar el correo electrónico sino también tener perfiles en las redes sociales que ya habíamos mencionado en otra entrada, o incluso hacer una videoconferencia con programas como Skype. Este programa es una herramienta muy útil que he estado utilizando últimamente para el trabajo (ya lo usaba con fines personales), puede que a algunos les de vergüenza pero en realidad es un medio para verle la cara o escuchar la voz de aquellos con los que vas a trabajar; un punto bastante importante cuando vas a trabajar con gente que vive en otro país y no conoces de nada, tenemos que saber con quién tratamos

La situación en si me pilló por sorpresa y, aunque supe reaccionar, me pilló mal preparada.

En realidad no fue para tanto, pero me hizo reflexionar. El cliente me pidió mi dirección de correo electrónico y me dio una tarjeta, ahí es donde dije: “&%#@”!, ¡no tengo tarjetas!“. Es algo que se deja pasar porque no las necesitas, hasta que las necesitas. Llega un momento en la vida de todo profesional en que no se pueden seguir retrasando ciertas cosas que son necesarias y muy útiles, es una pequeña inversión que va a beneficiar tu trabajo sin duda. No me voy a extender sobre el tema tarjetas porque está muy manido, podemos encontrar una entrada muy interesante acerca de este tema en el blog de Oliver Carreira, pero creo que es interesante compartir esta situación.

Ni qué decir que el trabajo con este cliente fue muy bien y fue una nueva experiencia y un primer contacto con la localización.

Al cabo de una semana de terminar estos proyectos recibí un mensaje a través de LinkedIn, y tras un proceso de selección bastante largo que incluía el envío de datos, currículo, carta de presentación, pequeña biografía, foto y más tarde opinión sobre un artículo que abarcaba el concepto de la empresa, me contrataron en una agencia de traducción holandesa. ¡Viva! Después de dos largos años intentando encontrar algo más estable, por fin lo he conseguido, eso no quita que siga buscando más clientes, claro. Aparte de querer compartir esto con vosotros que me habéis acompañado todo este tiempo, quería explicaros algunos puntos que me parecieron interesantes de este proceso, y esto va dirigido sobre todo a aquellos que se desaniman o que no saben qué hacer hasta que llega tan esperado momento.

La mayoría sabéis, por lo que podéis ver en mi CV que está publicado aquí, mi currículo no es para nada amplio, pero tampoco está vacío. Durante estos dos años he intentado conseguir esa experiencia que todos te exigen, bien sea con trabajos pagados, mal pagados, o gratuitos. La cuestión era empezar a completar mi currículo, coger experiencia, aprender con cada nuevo proyecto, cliente, etc. Y ha servido de algo. Para todos los que no están seguros de hacer traducciones voluntarias o cosas por el estilo, todo lo que hagáis es positivo, siempre os aportará algo de una u otra forma. Actualmente también estoy haciendo unas prácticas con una agencia británica para hacer un estudio de mercado sobre el uso de las redes sociales para la promoción de la empresa, el taller de networking de Barcelona Activa me ha ayudado bastante, así como todos los artículos y las conferencias web que he leído y a las que he asistido sobre el tema. Todos estos conocimientos se pueden aplicar al ámbito profesional de cada uno y son muy útiles en ciertos momentos. Siempre se puede aportar algo extra en tu próximo empleo o como traductor autónomo, lo valorarán si estás con una empresa.

Bien, evidentemente, adonde quiero llegar es que todos estos proyectos que he hecho en estos dos años me han servido para conseguir este trabajo pero no sólo eso. La actitud al responder a un mensaje sobre una oferta de trabajo puede aportar muchos puntos a tu no tan amplio currículo. Cuando me comunicaron que había sido seleccionada, comentaron que creían que era interesante que hubiera hecho algo de localización y textos legales, así como mi interés por la localización que era compartida. Además, mi concepto sobre el trato al cliente coincidía con la política de la empresa y añadieron que tanto por mi rapidez en contestar como la educación de mis palabras en mis correos les parecía una buena candidata y me habían seleccionado. Yo solicité un puesto y al final me ofrecieron ejercer dos, cosa que me sorprendió y me encantó.

Personalmente, creo que ser rápido en contestar o al menos en comunicar que has leído el mensaje y contestarás lo antes posible (si se está fuera de casa/la oficina, o sin ordenador) muestra interés y eso es positivo, más allá de todo lo que pueda decir tu currículo, si una persona tiene iniciativa y una buena actitud ante el trabajo habla más que veinte másters y puestos de trabajo privilegiados. Las ganas de seguir aprendiendo, de dar lo mejor de uno mismo son aspectos muy positivos de un profesional. En este caso os recomiendo leer una entrada de Pablo Muñoz muy útil para estos casos, la rapidez y la actitud son importantes en el trabajo.

Advertisements

13 thoughts on “La importancia del networking y la actitud frente al trabajo

  1. ¡Hola Verónica! Me alegro de que ya has vuelto: ¡no nos abandones otra vez ahora! 😉

    Está claro que cuesta, pero si le pones empeño, al final sale algo. Fíjate, ¡para que luego digan que viajar y salir de fiesta no sirve para encontrar trabajo! 😛 Y es que aunque muchas veces no sirve de nada, tener una actitud profesional y “ser buena gente” te hace ganar muchos puntos. Hace un tiempo leí una frase en un libro llamado “Conectados” que decía que la mayoría de la gente que recomienda a sus amigos para algo, lo primero que dicen es “Verónica es muy buena gente…”. Vamos, que ya puedes ser el mejor trabajador del mundo, que como seas un capullo, te iré mal. En cambio, si muestras ganas, actitud, y te preocupas por la gente (en otro libro por ejemplo leí que hay mucha gente que no agradece el trabajo simplemente porque se considera que para eso te pagan), la gente cuenta contigo.

    Y qué decir de contar con una buena red de amigos traductores: ahora mismo estoy haciendo un proyecto bastante gordo y chulo porque una amiga no podía hacerlo y me lo ha pasado a mí. No siempre los clientes son los que dan trabajo: nuestros amigos y compañeros también lo hacen.

    Saluditos,
    Pablo

    • Hola, Pablo:
      Tienes razón. En el taller de networking de Barcelona Activa contaban lo mismo, la gente confía más en las recomendaciones que le hace un amigo suyo sobre un conocido/amigo que un extraño. Por eso el boca a boca es el método más eficaz desde siempre. Es normal, a un extraño no le conocemos, sólo tenemos referencias académicas o laborales, y como bien dices, ya puedes ser el mejor de tu profesión, pero si eres un vago, un jeta o un capullo, lo más probable es que la cosa no acabe muy bien. Yo soy de las que piensan que si tanto el jefe como el empleado ponen todo de su parte, todo irá bien o mucho mejor al menos. Hoy en día, la gente se ha vuelto muy desvinculada en todos los ámbitos, nos divorciamos más, nos desentendemos más de nuestras obligaciones laborales (en el sentido que tú comentabas, me pagan por hacer X, no voy a hacer más) y esa es una actitud equivocada. Por eso, se valora tanto las ganas, la buena voluntad de hacerlo lo mejor posible, el querer aprender y mejorar, porque con esa actitud creen que pueden confiar en ti y no les dejarás tirados cuando te necesiten o a mitad de camino, que si te piden X tú les darás X y Z y eso sólo te puede hacer subir peldaños en tu vida profesional. A esto me refería también en lo de la actitud, no sólo a el ser rápido o educado, si no a lo que haces para llegar siempre a ese peldaño que nos ponemos más arriba constantemente. Si hace falta trabajar gratis, se hace, y si se tiene que cobrar un poco menos, también, si te va a ayudar a conseguir un objetivo. Una vez conseguido hay que colocar otro peldaño para seguir teniendo metas. Si no se tiene esa actitud, no harás nada en la vida, eso lo tengo muy claro.

      El cumpleaños era de la vecina de mi amiga, y estaba su jefe, así que confirma lo de la recomendación de un conocido jaja. Después de esto, sé que en cualquier lugar y en cualquier momento puede surgir la oportunidad.

      Me alegro por ese proyecto gordote que te ha llegado, tienes razón, muchas veces lo pienso y me alegro de saber que si en algún momento tuviera que recurrir a alguien conozco a muchos de vosotros a los que no dudaría recomendar.

      Un abrazo.

  2. ¡Qué bien que has vuelto!

    Me alegro mucho de que te hayan ocurrido tantas cosas buenas… y pensar que hace unos meses estabas por ahí liada con el gotelé 😛

    ¡Suerte con tus proyectos y a ver si se organiza otra quedada virtual como aquella vez!

    Un saludo,

    Nathalie

  3. ¡Cuanto tiempo, bienvenida de nuevo a la blogosfera traductoril! 😀

    Pues sí, tienes mucha razón. Me he reído con lo de las tarjetas, llevo tiempo queriendo hacerme unas precisamente por lo mismo, porque nunca sabes dónde ni cuándo te puede surgir una oportunidad y dan un toque muy profesional… ¡A ver si me las diseño de una vez! xD

    Y con lo de contestar a los correos, tienes toda la razón; yo procuro responder siempre, aunque sea brevemente o para indicar que contestaré más tarde. De hecho, algo que me fastidia mucho, muchísimo, es mandar un correo a alguien, saber que se conecta y ver que no me responde (hablo de foros y de gente con la que llevo transacciones económicas, en este caso). Y ya no sólo es que me fastidie, es que lo veo de mala educación, aunque sólo sea para decir: “¡Hola! He recibido el correo, te contesto en cuanto pueda, que ahora tengo mucho lío. ¡Hasta luego!” Son 30 segundos y no cuesta nada.

    En fin, ¡buena entrada, buen regreso y muchas felicidades por ese nuevo trabajo! 😉

    • ¡Muchas gracias!

      Ya te puedes reír, ya. No quiero saber la cara que se me quedó en ese momento, cuando el hombre sacó su tarjeta y se me cayó la gota tipo dibujo manga y pensé: Qué cutre que soy, yo sin tarjetas XDDD. Pero bueno, si hay interés por ambas partes se le quita importancia, eso sí, ya me ha hecho planteármelo. Ahora a ver si diseño algo y encuentro algún sitio a buen precio, que últimamente sale mucho y entra poco, leñe. Todo son gastos.

      En cuanto a lo de los correos, te doy la razón. Sobre todo si te piden presupuesto y luego desaparecen pero ves que se siguen conectando y pasan de ti como la ______. Me parece fatal, y poco serio. Porque si para eso son así, no me quiero imaginar cómo serán para pagar, así que….eso que nos ahorramos jajja.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s