Vuelta del verano: Las mieles y los sinsabores del pluriempleo


Ya podéis dejar de preguntaros: “¿Dónde está Verónica?“, ¡si es que os lo preguntabais! Después de un verano movidito, y no por las vacaciones que me he pegado (todavía no disfruto de dicho privilegio), vuelvo a la carga.

Algunos sabéis que he estado trabajando en un hotel de cuatro estrellas, para los que no lo sabíais os acabo de informar. No es un trabajo que estuviera buscando precisamente pero cuando no existe una previsión de trabajo es difícil negarse cuando aparece una oportunidad. Lo bueno de hablar idiomas es que, si hay ganas de trabajar y aprender y alguien que te de la oportunidad, se pueden encontrar muchas salidas. Gracias a haber trabajado temporalmente en un hotel de la zona las pasadas navidades, en julio me llamaron de un hotel de la cadena para ocupar un puesto de recepcionista. Me entrevistaron un viernes por la mañana y esa misma tarde me dieron el trabajo para empezar el martes. Ojalá todo fuera así de fácil y rápido, ¿verdad?

Nunca había trabajado de recepcionista antes, aunque sí de cara al público como dependienta, así que con mis idiomas, mi experiencia cara al público y mi buena educación creía que con ganas de aprender podría desempeñar el trabajo bien. Debo confesar que ese trabajo parece más fácil cuando no se ha estado en esa posición. Estuve en un hotel cerca del aeropuerto en el que hay mucho movimiento y al segundo día tuve que aprender a marchas forzadas a causa de un desvío. Una vez superada la prueba de fuego, fue cuestión de familiarizarse cada vez más con todo lo que conlleva ese puesto y hacerlo lo mejor posible, incluso cuando te tocan clientes enfurecidos sin razón. Ha sido toda una experiencia y un reto y he aprendido muchísimas cosas tanto del trato al cliente, como del funcionamiento de un hotel, y sobre todo a valorar muchísimo más mi situación profesional.

Combinar la traducción con otro trabajo

Mi situación como traductora ha mejorado mucho pero como todos sabéis lleva tiempo crear una cartera de clientes que te proporcionen un flujo de trabajo importante y un poco constante. Aún así, no me puedo quejar porque echando la vista atrás he avanzado bastante. Al recibir la oportunidad de trabajar en este hotel durante un mes pensé que no le iría nada mal a mi bolsillo y nunca se sabe en qué puede acabar la historia, igual me ofrecían un trabajo para más tiempo. Pensé que según me había estado yendo con la traducción podría combinarlo sin problemas, luego me di cuenta de que quizás me hubiera salido más a cuenta quedarme en casa traduciendo, pero eso es imposible de prever. Después de la experiencia he llegado a la conclusión de que en Agosto algunas agencias escasean en traductores por las vacaciones y el que está disponible se lleva la palma. 

Los horarios del hotel eran bastante duros, los turnos de mañana empezaban a las siete y yo me tenía que levantar a las 4.50 para coger el autobús que me llevaba al trabajo. Acababa a las tres de la tarde y cuando llegaba a mi casa me ponía a traducir hasta la hora de cenar y directa para la cama. Os podéis hacer una idea de lo cansadísima que he llegado a estar este verano, pero ha merecido la pena. A pesar de tener que haber rechazado algún proyecto de bastantes palabras por incompatibilidad de horarios lo afronté todo muy bien.

Ya sabéis cómo está la situación laboral y que cada vez más empresas están ajustando sus presupuestos para personal lo que desemboca en recortes y en puestos que necesitan y no llenan por no querer gastar. Me ofrecieron quedarme dos semanas más, y después de firmar me ofrecieron quedarme otro mes más pero tuve que tomar una decisión. El hecho de estar ocho horas trabajando en el hotel me impedía estar pendiente del teléfono, ya no para aceptar traducciones, si no para atender cualquier urgencia, duda o error que hubiera que solucionar y no me parecía compatible. Mi objetivo es la traducción y a menos que me ofrezcan algo a largo plazo que me pueda hacer valorar mis posibilidades no me gustaría poner en riesgo algo que me ha costado tanto conseguir por un trabajo temporal y sin vistas de futuro. Así que tras meditarlo, consultarlo y muy a mi pesar, porque hoy en día rechazar un trabajo es casi un delito, tuve que rechazar la opción de quedarme un mes más. He hecho nuevos amigos y tengo que agradecer a todos mis compañeros que me hicieron los días más fáciles con los buenos momentos y por todo lo que me ayudaron y enseñaron. Además, me llevo un montón de anécdotas que en sólo dos meses me da casi para escribir un libro.

Pruebas de traducción frustradas

Justo antes de que me llamaran para este trabajo había hecho varias pruebas para diferentes empresas, lo cual me agobió bastante a la hora de coger el trabajo por si alguna de esas pruebas llegaba a buen puerto. Empezó a llegar negativa, tras negativa, menos unas cuantas que estaban en proceso de corrección o respuesta. Una de ellas fue para la empresa que muchos sabéis, gran empresa, y que el hecho de no pasar la primera prueba me supuso una gran desilusión pero me hizo aprender que tengo que seguir más mi intuición y no dudar tanto de mí misma, porque la hubiera aprobado de no ser por mis dudas.

Hice una entrevista telefónica para otra empresa importante que hasta la fecha no conocía realmente, aunque sí algún juego suyo, y para mi sorpresa querían hacerme otra entrevista más una prueba allí. Desgraciadamente, la empresa sufrió una reestructuración y ese puesto vacante quedó anulado. No todo es culpa mía, menos mal.

Otra de las pruebas para otra GRAN empresa acabó en negativa después de esperar tres meses sin respuesta, insistir varias veces en que me dieran los resultados para que al día siguiente de mi último email decirme que no la había superado. Sigo pensando que es posible que el factor determinante de dicho resultado fuera mi insistencia :-/ jaja.

Aún así no me doy por vencida y un día de estos pegaré el pelotazo.

Blog y página web

Como veréis el blog está sufriendo algunos cambios y todo se debe a que navegando por este nuestro Internet encontré un blog de una peluquera/estilista que usaba el mismo tema que yo pero le dio una apariencia similar al de una página web. En una entrada de Oliver Carreira podéis ver que es perfectamente posible crear una página web profesional con WordPress, y yo estoy en proceso de hacer lo mismo, es una buena alternativa para los que empezamos y preferimos invertir en otras cosas más necesarias al principio. Se puede tener una página web profesional cuidada y decente por poco dinero. Estoy pensando en echarme unas fotos con pinta de persona profesional para añadir a la página, ¿algún voluntario? ¡Yo pongo la cámara, vosotros el talento!

Advertisements

7 thoughts on “Vuelta del verano: Las mieles y los sinsabores del pluriempleo

  1. ¡Hola, Verónica!

    Jolines, ¡qué entrada más completa! Me alegro de saber un poco más sobre qué has estado haciendo estos últimos meses. 🙂 Ya veo que tienes una gran perseverancia, porque aunque a lo mejor yo haya tenido la suerte no tener tantas barreras a la hora de encontrar trabajo por ahora (toquemos madera), sí que he vivido otras situaciones en la que he tenido que aplicar eso de “never never never give up” y tirar “p’adelante” como fuera hasta salir del abismo.

    También me alegro de que hayas pasado por una decisión difícil como la que tomaste en el sentido de que al final has elegido hacer algo que te gusta aunque hayas tenido que renunciar a algo y encima lo cambies por cierta inseguridad. Pero bueno, estas cosas pasan y si elegiste eso, estoy seguro de que es por una buena razón. De algún modo, tener que elegir no está tan mal, pues es mejor tener alternativas que no tener nada o solo una opción que no nos convence demasiado.

    Bueno, ¡nada más por el momento! Mucho ánimo y ya sabes, ¡nunca, nunca, nunca te rindas! 🙂

    Saluditos,

    Pablo

    • Hola, Pablo:
      Tanta inseguridad me supone volver exclusivamente a la traducción como haberme quedado en el hotel. Justo después de firmar el contrato para dos semanas más me ofrecieron quedarme otro mes porque les habían dado el OK para el presupuesto de ese mes. Nadie me aseguraba que me fuera a quedar después de octubre y me había pasado que la agencia con la que trabajo me había mandado un email urgente que no pude responder hasta las 12 de la noche cuando llegué a mi casa. Y eso es lo que me dio miedo. El hecho de no poder responder adecuadamente al trabajo de traducción y que dejaran de contar conmigo, con lo que me ha costado conseguir que una agencia me mande trabajo. Cada vez me mandan más y yo les dije a los del hotel, si me ofrecierais algo a largo plazo…pero no podían.

      Gracias, Pablo. Algún día daré pasos más grandes.

  2. Hola Vero:

    Es completamente normal todo lo que comentas cuando estás empezando (y esa etapa puede llegar a durar bastante, créeme). Lo importante es, como muy bien dices, no abandonar nunca tu objetivo. Aunque estés en un trabajo que, en principio, no tenga relación directa con la traducción, eso nunca lo sabes, porque el que va a valorar eso va a ser el que reciba tu cv. Además, siempre digo que es mejor algo de experiencia laboral (aunque sea como sexador de pollos) que ninguna en absoluto. Ten en cuenta que eso envía un mensaje interesante a tu futuro cliente: eres una persona adaptable, que no deja de moverse y que tiene flexibilidad.

    Respecto a lo de no poder atender a los clientes… qué te voy a contar. Este ha sido mi anno horribilis en ese sentido, porque con un curro en plantilla de 9 a 14h y de 16 a 19h, cuando contestas a los mails, la mitad de las veces los proyectos se han asignado a otras personas. De nuevo, no hay que desesperar y tampoco olvidar que las empresas deben tener en cuenta que sí, que estamos a su disposición, pero que tampoco pueden esperar que les contestes un mail a las 4 de la mañana de tu hora local :).

    • Hola Olli:
      Pues sí, antes de empezar como traductora había tenido los trabajos de verano que la mayoría hemos tenido y creo que eso me ha dado una experiencia en varios sentidos y se agradece muchísimo. No me gustaría ver que me sueltan en el mundo laboral después de una carrera sin haber trabajado en mi vida, es muy probable que se te coman.
      El problema es que me mandaron el email a las 3 de la tarde justo cuando empecé el turno y hasta las 12 que llegué no pude resolver el ínfimo problema que corría prisa. O entregué un trabajo antes de irme a trabajar y me llegó un email de camino al hotel tipo “¿me puedes cambiar esto lo antes posible, por favor?” y yo pensando: “….estoy en un autobús…¡mecachis!”. Y tener que hacerlo corriendo en los 20 min. que me quedaban antes de empezar turno en el back office. Si a mí me sale un trabajo medio estable pues entonces se lo planteo a la agencia, pero como era para un mes, que luego parecía ir alargándose, pues me parecía pan para hoy y hambre para mañana.
      Y por supuesto que a las 4 de la mañana como mucho recibirán un ladrido mío o un total silencio de ignorancia. ¡Acabáramos!

      ¡Gracias por pasarte Olli!

  3. Hola, es verdad que a veces sucede eso, que en una temporada no tienes mucho trabajo, y luego te llueve por todos los lados, aunque con la crisis la verdad que lo segundo es una suerte. Me parece que la decisión que tomó es acertada, pues la traducción es lo que de verdad le interesa. Sin embargo, considero que la experiencia en el hotel también le habrá sido muy enriquecedora. Por cierto, muchas gracias por la recomendación de la página de WordPress, me parece muy interesante.
    Un saludo,
    Olga

  4. Te entiendo perfectamente. Hay que tener claro lo que se quiere y perseguir los sueños a largo plazo sin que te lastre el día a día. A ver si me aplico el cuento.

    Creo que lo que hacen los grandes que han comentado más arriba de tener un curro de oficina a media jornada y luego ponerse el disfraz de Batman, digo de autónomo, por las tardes es una buena idea. Al menos hasta que tengas demasiados encargos y puedas arriesgarte a dejar el sueldo seguro de media jornada. Una vez más, a ver si me aplico el cuento:)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s