Reflexiones de domingo


Aquí me hallo, en casa, en pijama, con una estampa muy invernal al mirar por la ventana y una temperatura de unos -3º C pensando en que tengo que limpiar, pero no me puedo despegar de mi silla ni del teclado.

Ojeando mi cuenta de Twitter “de trabajo”, que tengo bastante abandonada (mea culpa), estos días me han surgido dudas y pensamientos que me han hecho reflexionar sobre mi futuro como traductora.

A día de hoy tengo otro trabajo, que está relacionado con la localización, y que me ha hecho dejar apartada la traducción, no en su totalidad, pero en gran medida y por consiguiente, mi “imagen” 2.0, virtual, como queráis llamarla. Me pasé 2 años intentando construir esa imagen o esa identidad en la red para poder iniciar mi carrera profesional y siento que ahora se ha desvanecido. Afortunadamente, no así la gente a la que he conocido en todo este tiempo, y lo que he vivido, por lo que creo que sigo presente en cierto modo pero no para aquellos que aún no me conocen.

Empecé a crear mi página web, y me quedé a medias, sin tiempo real para poder dedicarme a ello, y en el fondo, ya sin un motivo que me empujara a ello porque no puedo dedicarle tanto tiempo a la traducción como antes. Así que, no he renovado el contrato de alojamiento web, tengo el blog abandonado y no me dedico a seguir cultivando mi imagen profesional en internet. ¿Qué mal no? Por eso me surgen ahora todas estas dudas sobre qué hacer con ello ahora, ¿será demasiado tarde en el futuro si vuelvo a dedicarle más tiempo? ¿hasta qué punto hace falta volcarse en publicar a todas horas cosas relacionadas con tu profesión, promocionarte, etc? Nuestro trabajo, y por ende, nuestra reputación es la mayor herramienta de promoción, pero, ¿qué porcentaje ocupa la presencia en la red?

Ayer me topé con un vídeo en Youtube, de una conferencia sobre redes sociales y su uso para fines profesionales, hay algunas opiniones interesantes con las que estoy particularmente de acuerdo. Os pongo el enlace a continuación. Y vosotros, ¿qué opináis?

Advertisements

2 thoughts on “Reflexiones de domingo

  1. Bueno, si estuvieras haciendo algo que no tuviera nada que ver con la traducción, creo que sería otra historia, pero trabajando como tester creo que estás aprendiendo un montón de cosas de la profesión también. 🙂

    No creo que sea absolutamente necesario tener cierta presencia para conseguir trabajo, eso lo habrás podido ver en la empresa en la que trabajas, donde muchos traductores no tienen ni página web. Donde sí intentaría trabajar más es en una posible web que refleje tu experiencia y que sea un reclamo para vender tus servicios. Hay que priorizar. 🙂

    Gracias por el vídeo, tiene muy buena pinta, a ver cuándo lo puedo ver. 😀

    Un saludo,

    Pablo

    • Hola, Pablo:

      Sí, yo también lo veo así, ahora estoy centrada en cultivar mi experiencia y aprendizaje, que está siendo mucho, la verdad. Estoy volviendo a considerar convertir el blog en página web contratando un hosting de nuevo, y tener algo aunque sea sencillo. Solo me frenaba el hecho de que, por si algún casual, me entrara algún trabajo por la página web y tuviera que rechazarlo por falta de tiempo, me fastidiaría.

      Gracias por tu comentario, como siempre. 🙂

      Un abrazo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s