Reflexiones de domingo

Aquí me hallo, en casa, en pijama, con una estampa muy invernal al mirar por la ventana y una temperatura de unos -3º C pensando en que tengo que limpiar, pero no me puedo despegar de mi silla ni del teclado.

Ojeando mi cuenta de Twitter “de trabajo”, que tengo bastante abandonada (mea culpa), estos días me han surgido dudas y pensamientos que me han hecho reflexionar sobre mi futuro como traductora.

A día de hoy tengo otro trabajo, que está relacionado con la localización, y que me ha hecho dejar apartada la traducción, no en su totalidad, pero en gran medida y por consiguiente, mi “imagen” 2.0, virtual, como queráis llamarla. Me pasé 2 años intentando construir esa imagen o esa identidad en la red para poder iniciar mi carrera profesional y siento que ahora se ha desvanecido. Afortunadamente, no así la gente a la que he conocido en todo este tiempo, y lo que he vivido, por lo que creo que sigo presente en cierto modo pero no para aquellos que aún no me conocen.

Empecé a crear mi página web, y me quedé a medias, sin tiempo real para poder dedicarme a ello, y en el fondo, ya sin un motivo que me empujara a ello porque no puedo dedicarle tanto tiempo a la traducción como antes. Así que, no he renovado el contrato de alojamiento web, tengo el blog abandonado y no me dedico a seguir cultivando mi imagen profesional en internet. ¿Qué mal no? Por eso me surgen ahora todas estas dudas sobre qué hacer con ello ahora, ¿será demasiado tarde en el futuro si vuelvo a dedicarle más tiempo? ¿hasta qué punto hace falta volcarse en publicar a todas horas cosas relacionadas con tu profesión, promocionarte, etc? Nuestro trabajo, y por ende, nuestra reputación es la mayor herramienta de promoción, pero, ¿qué porcentaje ocupa la presencia en la red?

Ayer me topé con un vídeo en Youtube, de una conferencia sobre redes sociales y su uso para fines profesionales, hay algunas opiniones interesantes con las que estoy particularmente de acuerdo. Os pongo el enlace a continuación. Y vosotros, ¿qué opináis?

Feria Virtual de Empleo para gente con idiomas

Desde el día 26 de Octubre se está celebrando una feria de empleo virtual organizada por Bilingual People. Esta empresa se dedica a organizar ferias de este tipo en diferentes ciudades en las que empresas de diferentes sectores se exhiben en busca de nuevos talentos que contratar con un requisito esencial: tener idiomas.

Si uno quiere buscar la oportunidad de trabajar en una gran empresa y no le importa mudarse a otro país, si el puesto lo requiere, esta es una forma de entrar en contacto cara a cara con varias de ellas, poder conversar y dejar tu currículo para aquellos puestos en los que puedas estar interesado.

Esta vez han decidido organizar una feria virtual para aquellos a los que desplazarse a otro país para una feria de este tipo les supone un gasto inasumible por la falta de garantías. Hay una página disponible en la que se reproduce un recinto ferial, pero virtual. Hay un stand para cada empresa, y dentro de ese stand hay vídeos, consejos para la hora de asistir a una entrevista laboral, ofertas de trabajo y una sala de chat donde puedes hablar con uno de los representantes de recursos humanos. No es lo mismo que un estrechón de manos y una conversación cara a cara pero es el escalón entre un correo electrónico a una empresa y asistir a la feria in situ.

Las empresas que se exhiben en esta feria virtual son:

  • ACS Solutions Poland
  • Adams Multilingual
  • Amazonia
  • American Express
  • Arvato
  • BASF
  • BeesWax
  • BioWare Ireland
  • Big Fish Games
  • Brightcove
  • Capgemini Poland
  • CareersinHolland
  • Citrix Online
  • Club Med
  • Covidien
  • Collins McNicholas
  • Delegate
  • Dell
  • Euroccor
  • Gem
  • Genpact
  • Grafton CZ
  • IBM
  • Infosys
  • Manpower (Bulgaria)
  • Manpower (Czech Republic)
  • Mercedez Benz
  • Merrow Language Recruitment
  • Morgan McKinley
  • Oracle
  • Sitel Germany
  • Sutherland Global
  • Teleperformance NL
  • Teletech
  • Top Language Jobs
  • Trend Micro
  • TRX Germany
  • Vmware
  • WorkinDenmark
  • Xerox

Puedes optar a ofertas de trabajo en el sector de atención al cliente, como traducción, electrónica, ventas, etc.

Si quieres asistir a la feria aún tienes tiempo, han ampliado el plazo hasta el 31 de Octubre dada la gran demanda y algunos problemas técnicos.

Para más información y asistir a la feria podéis visitar www.bilingualpeople.es

Aquí también podéis encontrar los próximos eventos en diferentes ciudades europeas.

Vuelta del verano: Las mieles y los sinsabores del pluriempleo

Ya podéis dejar de preguntaros: “¿Dónde está Verónica?“, ¡si es que os lo preguntabais! Después de un verano movidito, y no por las vacaciones que me he pegado (todavía no disfruto de dicho privilegio), vuelvo a la carga.

Algunos sabéis que he estado trabajando en un hotel de cuatro estrellas, para los que no lo sabíais os acabo de informar. No es un trabajo que estuviera buscando precisamente pero cuando no existe una previsión de trabajo es difícil negarse cuando aparece una oportunidad. Lo bueno de hablar idiomas es que, si hay ganas de trabajar y aprender y alguien que te de la oportunidad, se pueden encontrar muchas salidas. Gracias a haber trabajado temporalmente en un hotel de la zona las pasadas navidades, en julio me llamaron de un hotel de la cadena para ocupar un puesto de recepcionista. Me entrevistaron un viernes por la mañana y esa misma tarde me dieron el trabajo para empezar el martes. Ojalá todo fuera así de fácil y rápido, ¿verdad? Continue reading

La importancia del networking y la actitud frente al trabajo

Queridos lectores y colegas, he vuelto. Muchos sabéis que estuve ausente por estar ocupada trabajando en un hotel durante poco más de un mes, pero a esto habría que sumarle una necesidad imperiosa de retirarme de internet durante una temporada y reflexionar sobre aspectos personales de mi vida y de mi persona. A veces es necesario, chicos. Además, necesitaba nuevas experiencias para tener algo que contaros.

Durante los últimos meses he vivido algunas experiencias que me han hecho aprender más cosas sobre nuestra profesión y también, si no descubrir nuevas facetas mías, al menos redescubrirlas. Digo esto porque, para todos aquellos que sienten que les falta información, está muy bien leer blogs, artículos o aprender de aquellos que van un paso por delante, pero no hay nada como aprender uno mismo cómo funciona este mundo a medida que te adentras en él y sobre todo, qué funciona mejor para ti. Continue reading

Ready, Steady, Go!

No he actualizado durante las últimas tres semanas, me voy a autocastigar, pero es que he estado muy liada con las obras en casa (he tenido que pintar yo) y con el trabajo. Sí, habéis oído bien, ¡trabajo!

Sé que muchos de vosotros habéis estado escuchando mis lamentaciones, mis frustraciones, mis quejas, mis desesperanzas, pero nunca me habéis visto tirar la toalla aún. En las últimas semanas he sentido por primera vez que esto empezaba a funcionar. No significa que ya está todo hecho y de ahora en adelante no van a parar de llover ofertas, pero al menos todo el esfuerzo y la espera empiezan a dar sus frutos.

Cuando ya había empezado a dudar de la utilidad de LinkedIn, me llegó una oferta a través de esta red social de uno de mis contactos. Creo que nunca hubiera pensado que un correo sobre trabajo me haría tanta ilusión; mi primer cliente directo (oooooooohhh). Para mí este ha sido un pequeño punto de inflexión, el momento en el que he decidido desplegar mis alas de traductora y actuar como una autónoma, con la humildad de una aprendiz. Pero a todos nos llega el momento en el que nos toca dar el paso de empezar a poder vivir de nuestro trabajo.  Aún estoy a la espera para este proyecto, pero no importa.

Desde ese momento parece que se desencadenó algo, no sé el que, se alinearon los planetas o algo (yo creo que si cae un rayo me da seguro) y me llegaron pequeñas traducciones de mi contacto de siempre. Después de haber entregado las traducciones me llamaron unos amigos de mis padres, que tienen una empresa de importación y exportación, porque necesitaban urgentemente traducir un contrato de 45 páginas al español. Ha sido una experiencia, la verdad. Es el proyecto más largo que he hecho sola profesionalmente y contrarreloj. Lo bueno, es que la traducción no era para uso oficial del contrato, sino para entender bien el contenido y poder firmar. Me pude ahorrar las páginas de definiciones, que eran unas cuantas. A pesar del estrés, he aprendido más sobre contratos (que me harté de traducirlos en la universidad) y sobre lo que supone la actividad de un traductor autónomo.

Además, esta semana me harán una entrevista para substituir al socio de un amigo en la recepción del gimnasio-spa de un hotel de la zona. No tiene nada que ver con la traducción y es un trabajo de 3-4 semanas, ¡pero es algo! Y quién sabe, al trabajar en un hotel se pueden hacer contactos o pueden surgir oportunidades. Así se me recupera la cuenta para las navidades que, chicos, están a la vuelta de la esquina.

Como he dicho antes, es la primera vez que me siento traductora (autónoma) de verdad, el ajetreo, las negociaciones, los clientes, presupuestos, plazos…Estas semanas han sido todo un aprendizaje y una experiencia más en este camino hacia el éxito profesional. ¡Allá voy!