Mesa redonda de blogs en APTIC Associació

El próximo sábado 19 de noviembre tendrá lugar una mesa redonda sobre blogs organizada por APTIC Associació. Este evento tendrá como ponentes a traductores y bloggeros muy conocidos y renombrados en la blogosfera traductoril como son Pablo Muñoz, autor de Algo más que traducir; Oliver Carreira, autor de La paradoja de Chomsky o Martine Fernández, autora de El blog de Mar Traducciones entre otros, y un posterior debate sobre los temas tratados.

Una gran oportunidad para debatir sobre una herramienta que para los traductores, así como para los profesionales de muchos otros sectores, se ha convertido en algo casi clave, y poder conocer o desvirtualizar a compañeros del gremio.

¡Os veo en la charla!

Advertisements

La importancia del networking y la actitud frente al trabajo

Queridos lectores y colegas, he vuelto. Muchos sabéis que estuve ausente por estar ocupada trabajando en un hotel durante poco más de un mes, pero a esto habría que sumarle una necesidad imperiosa de retirarme de internet durante una temporada y reflexionar sobre aspectos personales de mi vida y de mi persona. A veces es necesario, chicos. Además, necesitaba nuevas experiencias para tener algo que contaros.

Durante los últimos meses he vivido algunas experiencias que me han hecho aprender más cosas sobre nuestra profesión y también, si no descubrir nuevas facetas mías, al menos redescubrirlas. Digo esto porque, para todos aquellos que sienten que les falta información, está muy bien leer blogs, artículos o aprender de aquellos que van un paso por delante, pero no hay nada como aprender uno mismo cómo funciona este mundo a medida que te adentras en él y sobre todo, qué funciona mejor para ti. Continue reading

Redes sociales de traductores (II)

La última vez os hablé de una de las redes sociales para traductores que habían surgido en los últimos meses, hoy os voy a hablar de Traditori, otra red social también para traductores con un objetivo un poco distinto.

Su creadora, Carolina López, nos cuenta que Traditori se centra más en compartir recursos e información de utilidad para nuestros colegas de profesión:

Lo que pueden hacer los traductores en esta red es bastante similar a lo que puedes hacer en cualquier red, creo que el valor añadido no está en lo que puedes hacer (crear un perfil, compartir fotos, videos, enlaces, información, publicar artículos, crear un blog o importar otros blogs…). Para mí el valor añadido radica en tener toda la información que generamos los traductores recopilada en un sólo sitio (la biblioteca)… la información puede girar en torno a eventos, cursos, premios, otros traductores, herramientas, trabajo, descuentos, etc.

Su idea está enfocada de cara a los profesionales de la traducción, para ayudar o facilitar el acceso a experiencias, opiniones de otros traductores y otras veces como recurso para encontrar a un traductor de otras lenguas cuando lo necesitemos, todo dentro de un ambiente libre de competición:

La red está pensada exclusivamente para traductores, para que puedan pedir información o darla, encontrar lo que estaban buscando, conocer otros traductores con más experiencia, o con menos. No es un mercado al estilo de proz, ese es justo el modelo del que huyo. En Proz y otros sitios de traductores todo está basado en conseguir puntos y es muy competitivo. Yo con este proyecto quiero hacer hincapié en que los traductores viven y sobreviven gracias a la forma que tienen de compartir recursos, clientes etc. Creo que tenemos una forma de actuar mucho menos competitiva y que tenemos y podemos crear un mercado más amable para nosotros mismos y para futuros traductores.

Por ejemplo, la forma en que funcionan los “bids”, las ofertas en estas páginas de traducción, incide en el mercantilismo y en el capitalismo más salvaje. Gana el que está más tiempo en internet y el que pone el precio más barato, y eso nos perjudica a todos. En realidad, los traductores funcionamos de otra forma. Yo tengo mi cartera de clientes y mi cartera de amigos. Jamás le digo que no a un cliente, y consecuentemente a veces me encuentro con más cosas de las que puedo hacer. ¿Qué hago? Me conecto al messenger, al gtalk, al facebook y así infinitamente hasta que encuentro algún amigo traductor conectado que lo pueda hacer. Yo me quedo una comisión y el nombre del cliente, y mi amigo tiene trabajo en horas bajas. Genero dinero, trabajo y valor para los tres (cliente, amigo y yo misma). Sólo quiero una herramienta que me permita, cuando tengo un pico de trabajo o me entra algo que yo no sé/no puedo hacer, encontrar un traductor que me caiga bien y del que me fie con rapidez, a golpe de “status” o “chat”, y además poder crear grupos para trabajar con determinadas traducciones/proyectos y encontrar con facilidad y rapidez información sobre facturas, fiscalidad…

El nacimiento de este proyecto:

Hace tres años estaba hablando de economía con un amigo informático en un café, y le comenté este modus operandi, que además desarrollan en gran medida las mujeres, y que luego este tipo de economía (economía del compartir se llama, mucho tiempo después me enteré de que es hasta un concepto antropológico) no sale en los periódicos y nadie habla de ella, aunque rara vez estamos en crisis y siempre generamos más trabajo del que podemos abarcar. Y mi amigo informático me respondió: ¡vaya, un facebook para traductores!

Te estoy hablando de 2007, facebook acababa de entrar en Europa, y mi lista de amigos sería de unos doce, ninguno español (estaba en el extranjero). En algún momento desechamos la idea, por lo que fuera. Este año la retomé durante la baja maternal, que te da para pensar mucho, y decidí tirarme a la piscina.

Carolina nos cuenta las opciones que tiene en mente para mantener esta página, que evidentemente, requiere una inversión tanto de dinero como de tiempo:

En un futuro me pensaré crear una cuenta “premium” para universidades o la integración de aplicaciones útiles para el traductor para cubrir gastos de gestión de la página si se desborda, que además de moderarla… ¡yo también traduzco, y me gusta mucho!

Como podéis observar, el hecho de que varias personas, de diferentes partes del mundo, coincidieran en que una red social para un sector profesional concreto era necesaria demuestra la gran influencia de las redes sociales en la actualidad y su gran utilidad. Las redes sociales han convertido el método tradicional de crear contactos en algo global y de fácil acceso desde la silla de tu oficina, lo cual, en una profesión como la nuestra en la que trabajamos con lenguas resulta muy útil.

Traditori es una red social que todavía está en sus fases iniciales, está dando sus primeros pasos en el mundo de internet y apunta maneras. Falta mucha información en las secciones disponibles que poco a poco van adquiriendo forma y rellenando sus huecos con nuevos contenidos. Echo de menos algunas aplicaciones e ideas que podrían resultar muy útiles, además, la accesibilidad a tu propio perfil no es tarea fácil. El menú que supuestamente te dirige a tu perfil, en realidad te lleva a editar la información de tu cuenta y para poder acceder a tu propia página no hay otra forma que hacer clic sobre tu foto que aparece entre los miembros conectados a la izquierda. La página tiene potencial, pero aún le falta camino por recorrer, quizás hubiera sido mejor esperar a publicarla hasta que tuviera la mayoría de sus contenidos y mejorar esos pequeños problemas de accesibilidad.

Ya tenemos nuestros rincones traductores, ahora os toca elegir, si así lo creéis, o disfrutar de todos ellos.

 

Redes sociales de traductores (I)

Las redes sociales se han convertido en una herramienta cotidiana de comunicación tanto en el ámbito personal como en el profesional. Cada vez se crean más y más páginas dedicadas a crear una comunidad en uno o varios sectores profesionales, pero sobre todo para proporcionar un medio de acceso a ofertas de trabajo o recursos. En los últimos meses han aparecido un par de redes sociales dedicadas exclusivamente al mundo de la traducción que me han llamado la atención:

Esta red social para traductores la creó Andrew Bell, un traductor de Albany, Australia Occidental. Os dejo con una pequeña entrevista que le hice (mi vocación de periodista) y después os comento mi opinión sobre ella. Aquí tenéis:

Q. Could you please explain what brought you to create this network? What gave you the idea and why did you think it was necessary?

A. A few years ago I set up monthly meetings (in person) in Perth, Western Australia, for translators and interpreters. I recognized that there was no forum locally at that time for people in our industry here in WA to touch base, share ideas, that kind of thing. Watercooler in its current format stemmed, I guess, from that original idea – but as well as being a place people could meet in socially, I also hoped to create an environment where those with knowledge could share ideas with those new to the industry or who needed help – a kind of osmotic pull if you like. The decision to make it private was one made by the members – I put it to the vote when I first set up the network and a large majority wanted to network in a private arena.

Q. Also, why name it Watercooler? I guess maybe because it’s the meeting point in an office atmosphere, like the coffee machine? The place where you can talk briefly to other colleagues.

A. Exactly that. I was aware that people in our industry, many of whom work alone from home, often lack a social environment in which they can share ideas and spend time with colleagues. I called the network “Watercooler”, because it functioned in that way – a virtual Watercooler experience. I also felt that Twitter and LinkedIn, whilst both extremely useful in their own way, often served more as a conduit for forwarding links and flagging up articles, rather than being a place where people could benefit from a social function too. Hopefully we’re achieving that here.

Q. What possibilities does this network have? (applications, glossaries, networking, discussion boards, etc.) Can clients use it as a resource to hire translators and such?

A. Watercooler members can join discussion forums on pretty much any topic (moderation is very much an administrative role on Watercooler, and so far there have been few disagreements or need for moderator involvement); members can form groups/teams based around any subject area, not necessarily linguistic (we have a movie and cycling group). Members can also upload videos and photos, share any posting via Twitter, LinkedIn etc., and other applications are available in a separate Apps area. Ning, the network host, is continually improving the interface so I anticipate an even more interactive environment in the future. I offer a monthly prize for the best article, or member involvement, and have started to purchase articles in from published authors/bloggers/industry experts.

Q. Why do you charge 24.95$ every 6 months? To maintain the site or are there extra benefits with that payment?

A. Member numbers rapidly grew from a few hundred to over 1100 within a 12 month period; largely because of a mass migration from another social network. This created a significant administrative load, in terms of accepting new members, improving the network, driving content etc., and I felt that I could only continue the network if I charged a modest fee. The membership fee of $24.99 per six months is pretty reasonable, and does give members access to a private, moderated network where they won’t be spammed, abused or otherwise dealt with inappropriately. it also enables me to purchase in content, evolve the network, and does also pay for the time I spend doing the above. I am, at the end of the day, a translator like most other members, and my family circumstances dictated that I needed to run this as a dual income stream. I believe that the membership fee is pretty good value, given the connectivity and CPD content available to members. Member numbers are also recovering after I moved to a subscription-based model and it’s nice to know that everyone here now is on the network because they a) want to be and b) are prepared to invest in their business.

Q. Do you think the fee could disappear in the future if you got the necessary income from other sources like advertisement or sponsorsihp?

A. Would I remove the membership fee? No, I don’t think so – the primary reason being that a private network such as this wouldn’t be a suitable vessel for advertising (potential customers not being able to get past the front page), and sponsors seem thin on the ground. The second reason is that, at the end of the day, $24.99 is very little money per individual for my time and effort in running the blog, and if someone doesn’t feel my time is worth such a small six-monthly fee then, with respect, this wouldn’t be the network for them. I do accept though that the majority of networks are free and public and that’s a strong pull against this kind of network, but there’s often a price to pay in terms of quality and security with free, public networks. Good luck anyway.

 

Nadie mejor que el propio creador para explicar los orígenes, los propósitos y las posibilidades de esta red social para traductores.

Mi opinión como usuaria es que es una página muy bien construida, es agradable a la vista, está todo muy ordenado y los menús son fáciles de usar y de ver. El perfil de los miembros es muy completo, es como una mezcla de LinkedIn, porque puedes compartir tu CV; Proz, porque hay foros de discusión sobre cualquier tema relacionado con nuestra profesión o simplemente para socializar con otros colegas, y puedes crear grupos de trabajo; y Facebook, porque tiene la función de red social compartiendo fotografías, vídeos y dejando mensajes en los muros de tus amigos.  También podemos encontrar un directorio que clasifica a los miembros según al ramo de la traducción al que se dedican (interpretación, traducción, corrector, etc) lo cual facilita la búsqueda de colegas con los que compartir experiencias.

Tiene muchas aplicaciones que se pueden añadir al perfil, puedes compartir un blog externo así como tu propio apartado de blog de Watercooler para compartir artículos con tus contactos en esta red, puedes hacer Retuits y shares; y muchísimas otras aplicaciones que pueden resultar útiles según tus necesidades, también puede que en el futuro haya aún más y mejores aplicaciones para hacer tu experiencia en esta red más interactiva y poder disfrutarla al máximo.

El tema de la cuota semestral puede resultar conflictivo para algunas personas a la hora de decidir si seguir siendo miembro o no, pero hay que recordar que el creador no deja de ser un mero traductor que ha tenido la gran idea de ofrecernos un espacio adecuado a las necesidades sociales y profesionales de nuestra profesión y que dedica gran parte de su tiempo a esto. Además, nos ofrece un alto grado de seguridad y comodidad ya que es una red a la que solamente tienen acceso sus miembros y que está moderada para asegurar un buen ambiente.

No es una herramienta de exposición para clientes potenciales, que quede claro. Opino que está genial ya que en otras comunidades como Proz es un poco caótico y no se modera bien el uso de los recursos y las herramientas como las preguntas de Kudoz, hay mucha gente que hace un uso pésimo de esta herramienta. Además, los premios que ofrece Andrew son un buen incentivo para ser más participativos en esta red, si ganas, Andrew te ofrece más visibilidad dentro de la comunidad poniendo tu foto en la página principal y destacando tu perfil.

Creo que no me queda nada más que decir sobre esta red social, la verdad que creo que es muy positivo. En la próxima entrada hablaré sobre otra red social que muchos ya conocéis. ¡Hasta entonces!

 

ACTUALIZACIÓN: La cuota de miembro de Watercooler pasa a ser de 24,00$ a 9,99 $, para los que estén interesados.